Bienvenidos al blog oficial de la Hermandad del Santísimo Cristo del Sepulcro de Daimiel

Hola amigos cofrades. Sed bienvenidos al blog oficial de nuestra Hermandad en el que podréis disfrutar de la vida y marcha de la Semana Santa en general y de nuestra Hermandad en particular. Además estamos abiertos a tus ideas, aportaciones y sugerencias, siempre desde el respeto y con la intención de mejora.
También podéis aprovechar este blog para poneos en contacto con la Junta Directiva para cualquier duda o aclaración.

domingo, 30 de abril de 2017

EVANGELIO DEL DÍA. III DOMINGO DE PASCUA

DOMINGO 30 DE ABRIL

Lectura del santo evangelio según san Lucas (24,13-35):

Aquel mismo día (el primero de la semana), dos de los discípulos de Jesús iban caminando a una aldea llamada Emaús, distante de Jerusalén unos sesenta estadios;
iban conversando entre ellos de todo lo que había sucedido. Mientras conversaban y discutían, Jesús en persona se acercó y se puso a caminar con ellos. Pero sus ojos no eran capaces de reconocerlo.
Él les dijo:
«¿Qué conversación es esa que traéis mientras vais de camino?».
Ellos se detuvieron con aire entristecido, Y uno de ellos, que se llamaba Cleofás, le respondió:
«Eres tú el único forastero en Jerusalén que no sabes lo que ha pasado allí estos días?».
Él les dijo:
«¿Qué?».
Ellos le contestaron:
«Lo de Jesús el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y palabras, ante Dios y ante todo el pueblo; cómo lo entregaron los sumos sacerdotes y nuestros jefes para que lo condenaran a muerte, y lo crucificaron. Nosotros esperábamos que él iba a liberar a Israel, pero, con todo esto, ya estamos en el tercer día desde que esto sucedió. Es verdad que algunas mujeres de nuestro grupo nos han sobresaltado, pues habiendo ido muy de mañana al sepulcro, y no habiendo encontrado su cuerpo, vinieron diciendo que incluso habían visto una aparición de ángeles, que dicen que está vivo. Algunos de los nuestros fueron también al sepulcro y lo encontraron como habían dicho las mujeres; pero a él no lo vieron».
Entonces él les dijo:
«¡Qué necios y torpes sois para creer lo que dijeron los profetas! ¿No era necesario que el Mesías padeciera esto y entrara así en su gloria?».
Y, comenzando por Moisés y siguiendo por todos los profetas, les explicó lo que se refería a él en todas las Escrituras.
Llegaron cerca de la aldea adonde iban y él simuló que iba a seguir caminando; pero ellos lo apremiaron, diciendo:
«Quédate con nosotros, porque atardece y el día va de caída».
Y entró para quedarse con ellos. Sentado a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando. A ellos se les abrieron los ojos y lo reconocieron.
Pero él desapareció de su vista.
Y se dijeron el uno al otro:
«¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras?».
Y, levantándose en aquel momento, se volvieron a Jerusalén, donde encontraron reunidos a los Once con sus compañeros, que estaban diciendo:
«Era verdad, ha resucitado el Señor y se ha aparecido a Simón».
Y ellos contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.

COMENTARIO:
RECONOCER A CRISTO EN LA ALEGRÍA DE LA FE

E1 evangelista San Lucas habla de dos discípulos de Emaús, comentarista solitario de los hechos acaecidos en Jerusalén. Pero cuántos discípulos de Emaús han existido a lo largo de la historia: los caminantes en soledad por las múltiples calzadas de la vida, los pensadores aislados que rumían ilusiones perdidas. Los pesimistas miopes ante los acontecimientos que configuran el misterio de la existencia. Los discípulos de Emaús, de quienes habla el evangelio de este tercer domingo de Pascua, están tristes porque creían muerto a Cristo; muchos cristianos de hoy están tristes a pesar de creerlo vivo y haber proclamado su resurrección en la Noche Santa.

Es un misterio que Dios camine al lado del hombre, sin darse a conocer de entrada. No deja de ser sorprendente que Cristo esté cerca de cada uno en el mismo momento en que se deplora su ausencia. Jesús va de camino con todos.

La tristeza y el pesimismo se esgrime como razón evidente y natural ante las dificultades de la vida y ante los forasteros que se acercan para plantear cuestiones como si viviesen en la utopía o en la luna. Y se manifiestan argumentos que no convencen: “algunas mujeres vinieron diciendo… algunos de los nuestros fueron también al sepulcro… pero a él no le vieron”

Es verdad que el creyente necesita la explicación de las Escrituras para poder creer lo anunciado, es decir, ver la historia del pasado cumplida en el presente. Cuando se recibe limpiamente la iluminación de la Palabra de Dios se supera la radical necedad y torpeza humana.

La conversación del camino a Emaús se concluye con una invitación a compartir la mesa del atardecer. El compañero todavía desconocido, que había impresionado a los dos discípulos por la autoridad y conocimiento con que hablaba de las Escrituras, bendijo, partió y dio el pan. La Palabra se hizo comida, sacramento, y el amigo hasta entonces visible se hace invisible desde este momento. Los que habían visto sin conocer, ahora conocen sin ver. No son los ojos de la cara, sino los de la fe los que permiten ver resucitado a Cristo.

Se levantaron y desandaron el camino para ir al encuentro de los demás y comunicarles que habían reconocido a Jesús en el gozo de la fracción del pan. Solamente desde la experiencia pascual se puede entender la Palabra que se cumple en la Eucaristía.


"Y después de caminar con ellos le conocieron al partir el pan"


sábado, 29 de abril de 2017

FESTIVAL SOLIDARIO DE PASCUA

Hola amigos Cofrades,


Ayer, día 28 de Abril, celebramos otro de los actos enmarcados dentro del 75 Aniversario de la llegada de la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo del Sepulcro a Daimiel. En este caso le tocó el turno al “Festival Solidario de Pascua”, acto que se celebró en el Teatro Ayala de Daimiel y que tuvo gran acogida entre el público.

Comenzó el acto con las actuaciones del grupo de jóvenes del Taller de Musicoterapia, quienes interpretaron brillantemente a célebres cantantes nacionales e internacionales y que actuaron bajo la inspección de un jurado que tuvo difícil la elaboración de un veredicto ganador. Fueron doce las interpretaciones realizadas, premiadas todas ellas por su estupenda representación,  intercaladas con los bailes de las Academias de Baile “Amanecer” y “Cristina Oviedo”, quienes nos deleitaron con estupendas coreografías de diversos bailes de toda índole.

Se trató de una noche llena de emoción, entrega y animación. Todos trabajaron incansablemente con un único objetivo que era recaudar fondos en favor de “Cáritas Interparroquial”. Por ello, desde la Hermandad del Santísimo Cristo del Sepulcro, queremos dar las gracias a este grupo del Taller de Musicoterapia y a las Academias de Baile “Amanecer” y “Cristina Oviedo”, por su buen hacer, su magnífica disposición y su labor desinteresada.

¡Muchas gracias! y ¡Feliz Pascua!











































HERMANDAD SANTÍSIMO CRISTO DEL SEPULCRO

miércoles, 26 de abril de 2017

HERMANO MAYOR 2016-2017

Hola amigos cofrades,

Desde el Domingo de Resurrección de 2016 hasta el Domingo día 16 de Abril, ha ostentado el cargo de Hermano Mayor el hermano Juan José García-Muñoz Fernández del Moral. Desde estas líneas le agradecemos todo el tiempo invertido durante este largo año y le deseamos que continúe muchos años más colaborando por nuestro titular el Santísimo Cristo del Sepulcro y su madre Nuestra Señora de la Piedad. Actualmente y desde el pasado Domingo de Resurrección, el Hermano Lucrecio Ruiz-Valdepeñas Herrero tiene la suerte de ocupar este cargo honorífico hasta la próxima Semana Santa.

A continuación, os dejamos un pequeño resumen del artículo que él mismo escribió en boletín extraordinario con motivo del 75 Aniversario de la Sagrada Imagen del Sepulcro:  

     Con que sentimiento recuerdo esas tres horas de procesión de tantos años, en silencio con el fondo de música de nuestra banda acompañando a nuestro Cristo, rodeado de tu familia, da tiempo a meditar sobre tantas cosas que van quedando en tu memoria.

     Las despedidas  al final en la iglesia después de rezar por nuestros difuntos y escuchar el adiós a la vida de nuestra banda.

     Mi agradecimiento y reconocimiento a los que nos han precedido y han trabajado para que nuestra Semana Santa sea lo más brillante.

Juan José García-Muñoz Fernández del Moral

Hermano Mayor 2016-2017

 



lunes, 24 de abril de 2017

CONFIRMACIONES 2017

Buenos días Hermanos,

El pasado fin de semana culminaron los cursos​ preparatorios​ para recibir el Sacramento de la Confirmación que han llevado a cabo el grupo de adultos que tuvieron a bien recibir el mismo bajo la tutela de nuestra Cofradía. En total fueron 14 personas el Sábado y 28 el Domingo las que recibieron este Sacramento en la Parroquia de San Pedro Apóstol. Se trató de una misa emotiva, participativa y alegre oficiada por Nuestro Obispo, don Gerardo Melgar, al que agradecemos su presencia. 

A continuación, os dejamos algunas fotos de ambos grupos:



Un saludo

domingo, 23 de abril de 2017

EVANGELIO DEL DÍA, DOMINGO II DE PASCUA

DOMINGO 23 DE ABRIL

DOMINGO DE LA DIVINA MISERICORDIA


Lectura del santo evangelio según san Juan (20,19-31):


Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos.

Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.»
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor.
Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.»
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»
Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.»
Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.»
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: «Paz a vosotros.»
Luego dijo a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.»
Contestó Tomás: «¡Señor mío y Dios mío!»
Jesús le dijo: «¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.»
Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Éstos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.

Comentario:

El Evangelio de hoy no es un relato pascual más. No se trata sólo de contarnos cómo Jesús se apareció, después de muerto, a los discípulos de diversas maneras. El Evangelio de hoy nos muestra una forma diferente de encontrarnos con Jesús resucitado, de llegar a sentir la esperanza y la vida nueva que su Resurrección representa para nosotros.

Tomás es el personaje que nos permite conocer ese camino nuevo. Es precisamente la incredulidad de Tomás la que nos permite descubrir ese camino nuevo, con una luz diferente que nos permite descubrir el verdadero ser de Dios, manifestado en Jesús de Nazaret. Es un camino que nos saca de las veredas habituales y rutinarias para deslumbrarnos con otra posibilidad de vivir de otra manera: al modo de Dios.

Las palabras de Tomás –“Si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en el costado, no creo”– le dan pie a Jesús en el Evangelio para lanzarnos un desafío: “Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado”. Es el Resucitado el que habla así. Pero se refiere a su cuerpo dolorido, torturado, sangrante. Se refiere a sus heridas abiertas. Una vez más la cruz y el sufrimiento se cruzan en el camino del cristiano que lleva a la resurrección. Jesús Resucitado se manifiesta precisamente al meter la mano en las heridas del Jesús muerto, del Jesús que ha recogido en su cuerpo torturado todo el dolor del mundo y de la historia, de aquellos a los que les ha tocado siempre la peor parte de esta historia nuestra.

Tocar las heridas de nuestros hermanos

Quizá éste sea el mensaje central del Evangelio de este segundo domingo de Pascua. Al Jesús Resucitado no le encontramos en la paz de las iglesias. Hay que salir a lo hondo de este mundo. Hay que meter la mano en las heridas de la historia. Hay que acercarse a los que les ha tocado la peor parte, a los pobres, a los marginados de todo tipo, a los que sufren por cualquier razón. Ahí, tocando la cruz, controlando la repulsión que podemos sentir, es como nos encontramos con el Señor Resucitado, con el Jesús al que el Padre ha devuelto la vida. Acercándonos a los lugares oscuros de la historia, donde el pecado, el dolor y la muerte están demasiado presentes, donde aparentemente no cabe la esperanza, es como encontraremos al que es la fuente de toda esperanza, al que nos hace mirar más allá de la muerte, con una perspectiva que no es la de los hombres sino la perspectiva de Dios.

sábado, 22 de abril de 2017

PROCESIÓN SEMANA SANTA 2017 (II)

Buenas noches, 

Una semana después de acabar la procesión de Viernes Santo, seguimos teniendo nostalgia de todo lo acontecido durante esa noche.

En las siguientes líneas, os adjuntamos más imágenes que hemos recopilado de la procesión de Viernes Santo. Esperemos​ que os gusten.













Fotografías: Daimiel noticias







Fotografías: Rebeca Madrid






Fotografías: ssantadaimiel.blogspot